Las competencias de tiro con arco de los Juegos Paralímpicos de Tokio transcurrieron del 27 de agosto al 4 de septiembre con seis categorías individuales y tres eventos por equipos mixtos.

América estuvo representada por 19 arqueros de 7 países (Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, México y los Estados Unidos).

Kevin Mather de los Estados Unidos, clasificado en el puesto 17 en la ronda de ranqueo, ganó cinco partidos consecutivos ante arqueros de Rumanía, Irán, Turquía, la India y China, y se llevó la medalla de oro en el arco recurvo masculino abierto.

Tokio fue la primera participación de Mather en Juegos Paralímpicos.

Otra novata en este tipo de eventos, la chilena Mariana Zúñiga, compitió en el arco compuesto femenino abierto. Se ubicó en la posición 14 en la ronda preliminar con marca personal de 671 puntos, pero demostró su fortaleza disparando partidos al derrotar a dos arqueras chinas, una turca y una rusa en sus duelos de eliminación. Luego de asegurar la medalla de plata, Mariana fue superada estrechamente por la británica Phoebe Paterson Pine por el oro.

La estadounidense Lisa Coryell y los brasileros Helcio Luiz Jaime Gomes y Fabiola Dergovics se ubicaron también entre los ocho primeros en sus categorías.